SUBTERRÁNEO. Nueva York. Esta fotografía fue tomada en Santa Rosa, Lima. El blanco y negro, las luces y sombras, las alegrías y tristezas, son todos contrastes presentes en la obra fotográfica de Daphne Dougall de Zileri. La muestra ‘Daphne: El Poder Sutil del Ojo de una Mujer’, inaugurada ayer en la Galería Luis Miró Quesada Garland de la Municipalidad de Miraflores, es una retrospectiva que encierra la esencia de la artista y el alma de Daphne. La primera presentación de esta exposición fue en la galería de la Embajada de Perú en Washington en noviembre último, y la segunda en el Instituto Cervantes de la ciudad de Nueva York en diciembre. Ahora, la muestra ampliada abre sus puertas como parte de la Bienal de Fotografía de Lima con instantáneas significativas que perennizaron el momento mágico y con una notable colección de retratos a personalidades, muchos de ellos publicados en CARETAS. Inspirada por el prodigio de la maternidad, la artista se inició en la fotografía de forma autodidacta a los treinta años, capturando y congelando sobre papel momentos en la vida de sus cinco hijos. Nacida en Argentina, asentada en el Perú y casada con el periodista peruano Enrique Zileri, Daphne encontró en las imágenes captadas en blanco y negro la expresión propia y poética de su vida. Con el pasar del tiempo, su fuente de inspiración salió de casa y se trasladó a la magia de lo cotidiano, tanto en el Perú como en el mundo. David Montgomery, periodista del diario Washington Post, escribió sobre la retrospectiva presentada en la capital estadounidense: “El misterio que encierra esta muestra es cómo esta mujer tomó la inspiración de ser madre y la transformó en algo que refleja lo universal”. Son fotografías que nos llevan a la reflexión, despiertan sentimientos y reavivan emociones.